ENTREVISTA INICIAL ANTES DE ENTRENAR DURANTE EL EMBARAZO

Actualizado: feb 11

Muy buenas a todos,


Por fin tengo este artículo listo, después de estar dándole forma bastante tiempo.


Si me seguís de hace años o bien os habéis formado conmigo, sabéis que soy muy pesada con este tema, porque lo considero fundamental. El primer paso antes de entrenar a cualquier embarazada es: REALIZAR UNA ENTREVISTA INICIAL . No se puede empezar a entrenar a una embarazada si previamente, un profesional de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte , no le hace una entrevista extensa a la embarazada y que conlleve aproximadamente unos 30-45 min.


El unirlas a grupos de entrenamiento de embarazo, por el hecho de que lo estén, sin tener en cuenta nada más, lo considero una irresponsabilidad total. Sobretodo, porque tenemos unas consideraciones absolutas y relativas respecto a la actividad física que hemos de tener en cuenta antes de proceder al entrenamiento con ellas.




Tomando como base, las tres referencias bibliográficas, expuestas al final de este artículo, el año pasado elaboramos nuestra Entrevista Inicial Embarazo OWA, para que podáis descargarla (aquí) y usarla con vuestras mamis. La rigurosidad de las entidades en las que me baso, es muy alta, ya que son las que marcan las directrices a nivel internacional sobre entrenamiento y embarazo en base a la evidencia científica actual. Os estoy hablando del CSEP (Canadian Society for Exercise Physiology) y el ACOG (American College of Obstetricians and Ginaecologists). Además he incluido, la validación del cuestionario IFIS que he publicado este año, junto al resto de compañeros de #gestafit project, proyecto de investigación de la universidad de Granada, al que va vinculada mi trabajo de tesis doctoral. Gracias a esa validación podéis evaluar la condición física de forma subjetiva.


Para que tengas una visión general de la entrevista, te dejamos a continuación el siguiente esquema:


El tick verde ✅ significa que ha respondido en negativo aquellas preguntas relacionadas con el padecimiento de algunas patologías o contraindicaciones inadecuadas de salud respecto al ejercicio físico y al embarazo y por tanto podría seguir entrenando. Si se cumple alguna de ellas, como mínimo deberíamos consultar a su ginecólo para saber si se puede o no seguir entrenando.


Teniendo en cuenta todo ello, vamos a intentar explicar y desgranar los 3 bloques en los que dividimos la entrevista para que te sea más fácil tu uso:


**BLOQUE 1: HISTORIAL DE SALUD GENERAL**


Tras preguntar los datos personales generales, las primeras preguntas de la entrevista, se basan en analizar el status general de salud con preguntas parececidas al PAR-Q pero algo más extensas y que nacen del Par-MedX for pregnancy.


Si alguna de las preguntas relacionadas con previas enfermedades cardiovasculares, prolapsos, incontinencia urinaria o la de si hay existencia de contraindicación por el ginecólogo respecto a la práctica deportiva es positiva, habría que valorar qué pautas hay seguir para comenzar el entrenamiento. Recuerda que no todos los embarazos parten de mujeres sanas. De igual manera, es necesario valorar también los tipos de partos previos, lesiones o números de hij@s y si ha habido o no entrenamiento posterior específico de post-parto, ya que su tejido no va a estar de la misma forma. Finalmente, recordarte también que quizás todo el mundo no pueda realizar un entrenamiento de fuerza y cardiovascular intenso, pero muy probablemente un buen trabajo de movilidad y aeróbico ligero-moderado sea beneficioso para todo las mamis. Aún así, ante la duda, ponlo en consenso con su ginecólogo.


**BLOQUE 2: HISTORIAL DEL EMBARAZO ACTUAL**


Este bloque reunirá preguntas acerca de la semana de gestación, el tipo de gestación (natural o in vitro), sintomatología del embarazo actual (cansancio, naúseas, etc) y por supuesto las contraindicaciones absolutas y relativas contempladas ante la realización de ejercicio físico.


Te recuerdo que todas las contraindicaciones están desarrolladas en la Entrevista Inicial (descargable aquí). Si se tiene alguna contraindicación absoluta significa que la mujer podría continuar con sus actividades de la vida diaria pero no debería participar en ejercicio más extenuante. Por otro lado, las mujeres con contraindicaciones relativas deberían consultar con sus ginecólogos las ventajas y/o desventajas de la actividad física moderada y vigorosa.


  • Las contraindicaciones absolutas son las siguientes: Embarazo de riesgo por una ruptura de membranas, riesgo de parto prematuro, sangrado persistente inexplicado, placenta previa después de la semana 28, preeclampsia, incompetencia del cuello uterino, restricción del crecimiento uterino, embarazo múltiple (trillizos), diabetes tipo I, hipertensión, enfermedad tiroidea descontrolada o enfermedad sistémica, cardiovascular o respiratoria severa.

  • Las contrainidicaciones relativas son las siguientes: abortos permanentes previos recurrentes, hipertensión gestacional, historial de partos prematuros, enfermedad cardiovascular o respiratoria, anemia sintomática, malnutrición, desórdenes alimentarios o embarazo gemelar después de la semana 28.


Es una irresponsabilidad absoluta no entender cada una de ellas y no explicárselas a nuestras clientas de forma adecuada, para que las entiendan y puedan comunicártelo si les ocurren a lo largo del embarazo. Ten en cuenta que puede que no estén en el momento de la entrevista, sino que podría aparecer más adelante.



**BLOQUE 3: HISTORIAL ACTIVO, DEPORTIVO Y DE CONDICIÓN FÍSICA**


Este bloque por ser el último no es el menos importante ni mucho menos. De hecho es MUY IMPORTANTE TAMBIÉN ya que nos permite analizar al tipo de mujer embarazada que tenemos, pues no es lo mismo una mujer sedentaria que una triatleta. Todas tienen que entrenar pero no todas del mismo modo.


Analiza con profundidad, detente y pregúntale frecuencia semanal, volumen, intensidad, etc y no te quedes sólo con el "voy al gimnasio 3 días en semana" Esto, no nos aportaría nada. Ahonda en el QUÉ Y CUÁNTO HACES EN EL GIMNASIO. Debemos de saber cuántas series, cuántas repes y cuánto peso se solía poner para poder adaptarlo. Al igual, si hacía actividades dirigidas, qué actividades realizaba o si corría o salía en bici cuántos kilómetros semanales hacía.


Así, sólo decirte que cansar a alguien es muy fácil, pero entrenarlo necesita de una rigurosidad y un saber hacer detrás, de forma ejemplar. Por ello, te animo a que entrenes a tus mamis pero que lo hagas de una forma responsable y rigruosa. Por supuesto que todas las embarazadas sin contraindicaiones pueden entrenar, pero que ni pueden seguir entrenando como lo hacían antes (y esto no significa que metan ejercicios de suelo pélvico y ya está) y ni todas pueden hacer lo mismo.


Mil gracias por llegar leyendo hasta aquí, eso significa que eres un@ entrenador@ rigurosa.


¡Nos vemos en las redes o en alguna formación! Aquí puedes consultarlas todas para explicarte en persona y mucho mejor de qué va esto ;o)



REFERENCIAS:


  • Mottola MF, Davenport MH, Ruchat S-M, et al. (2018): 2019 Canadian guideline for physical activity throughout pregnancy Br J Sports Med 2018;52:1339–1346.

  • CSEP (2015): Parmed-X for Pregnancy. Canadian Society for Exercise Physiology

  • ACOG (2015): Physical Activity and Exercise During Pregnancy and the Postpartum Period. Comm Opin.(650):268-273. Reaffirmed in 2017

  • Romero-Gallardo L, Soriano-Maldonado A, Ocón-Hernández O, et al. InternationalFitness Scale—IFIS: Validity and association with health-related quality of life in pregnantwomen. Scand J Med Sci Sport. 2019;(October):1-10. doi:10.1111/sms.13584

Si necesitas más info escribe a: info@owacademy.com

© 2018 by OWA.

Política de Privacidad

684 22 28 13